La espera, la ignorancia y el miedo Al puto Bicho


Este verano, no es que fuese el mejor verano de mi vida. Terminé mi curso con muy buenas notas y decidí empezar un cursillo de verano, solo unas semanas mas en el taller para mejorar las tecnicas de orfebreria que habia aprendido. Leego el martes y allí estabamos todos juntos otra vez soldando, martillando y con el eterno cachondeo que tenemos cuando nos juntamos. Al día siguiente no me pude mover, mi espalda llegó a su limite y fui al medico para que me pusieran otra de las inyecciones que durante cuatro aňos, pero esta vez mi médico no estaba allí, una médico nueva me atendió y decidió enviarme al hospital, esto acelero la lista de espera para ir al especialista, el neurocirujano y en unos días tenía la vez, se fijó la fecha de la operación para el 19 de Agosto, “Por fin voy a volver a ser yo” era lo único que me bailaba en la cabeza.

Como lo mío no es aburrirme, mientras esperaba me dio un cólico y me tuvieron que extirpar de urgencia la vesícula Biliar, ale, mas cicatrices para la colección, todo fue estupendo, y me recuperé rápido y sin problemas, pero una araña decidió también que era el momento ideal para picarme ( soy alérgica) así que me mandó de vuelta al hospital, en menos de un mes ya había estado entre unas y otras cuatro veces ingresada, en fin haciendo ganchillo y llenándome de paciencia llegó el día esperado de mi operación de espalda.

Salí del hospital al día siguiente, SIN DOLORES, por primera vez desde hacía cuatro años, dejé de tomar medicamentos, se acabó la morfina, los antiinflamatorios, los relajantes musculares, una nueva vida se abrió ante mí. Ahora despacito, pasito a paso, haciendo todo lo que los médicos me han dicho, empiezo a encontrarme estupenda.

El martes me llamaron del hospital, pero no era del hospital del neurocirujano, no, una enfermera muy amable me dijo que el cirujano que me había quitado la vesícula quería hablar conmigo, se me hizo raro, pero le dije que si podía ir no muy temprano no había problema, todavía no puedo conducir distancias largas y ese hospital está a hora y media de camino, pero entonces me pidió  que no fuese sola, que alguien tenía que acompañarme…

El corazón me dio la vuelta y empezó a latir como si se me fuese a escapar del pecho, me dijo que no me podía dar más información y que el jueves a las 11 tenía que estar allí.

Después de una operación de vesícula, no hay revisión, es una operación rutinaria, EL PUTO BICHO, no por favor, no el bicho, no ese que se llevó a mi madre, no quiero ese bicho.

El resto del martes y el miércoles fueron las horas más largas de mi vida, lagrimas, miedos, cabreos, la cabeza no dejaba de hacer una madeja de ideas, nada bueno venía a mi imaginación. La ignorancia nos puede matar de un infarto, no saber lo que te van a decir, incluso cuando en el fondo lo sabes…

Amaneció el jueves 18 de Septiembre de 2014, después de una noche eterna, un viaje de hora y media y la espera para escuchar mi nombre y allí estábamos con el medico que me quitó la vesícula.

Hemos encontrado un tumor entre las piedras de tu vesícula, vale, está en el laboratorio y no dentro de mí, pero estaba rodeado de una capa extraña, sólo hay 200 casos en el mundo y no sabemos cómo tratarlo, los especialistas están teniendo reuniones con otros especialistas de otros países, por ahora te vamos a operar otra vez y quitarte más cachitos de hígado y alrededores para hacer una limpieza más profunda.

Y con esas noticias y a la espera de conocer el nombre y apellidos del bicho que tengo dentro estoy esperando, intentando mentalizarme para lidiar la primera batalla de esta nueva guerra que me ha tocado.

Advertisements
By evarel

One comment on “La espera, la ignorancia y el miedo Al puto Bicho

  1. Bueno Eva, no te conozco personalmente, pero te aprecio un montón, no me preguntes porqué, no se, siempre me has caído bien, te escribo estas líneas para ofrecerte todo todo mi apoyo, todo va a ir genial, me tomo la libertad de recomendarte que escuches a un tipo muy “cachondo” respecto a estas situaciones repetitivas de hospitalización que comentas en el post, se trata de Enric Corberá, tiene millones de vídeos en Youtube, a nosotros nos ayuda escucharle, nos ofrece un punto de vista desconocido para acerca de la biodescodificación….lo dicho, que pa lante y que lo que necesites…..abrazos a capazos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s